2020: el peor año de la historia para nuestro país gracias a las malas prácticas de la 4T

0

Se dice que el primer año de gobierno es de planeación, mientras que el segundo ya es de resultados, sin embargo, el gobierno de México no ha hecho más que empeorar las condiciones en nuestro país.

A los mexicanos nos preocupan varios temas, sobre todo los siguientes:

  • Seguridad: aquí el gran problema sigue siendo la violencia. El gobierno de la 4T no ha logrado detener los asesinatos, las desapariciones y el clima de inseguridad que viven día con día los mexicanos.

Según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en el 2019 se registraron poco más de 30.000 asesinatos dolosos en el país entre enero y noviembre.

AMLO dice que tiene una estrategia: “abrazos y no balazos”. Sin embargo, no vemos claro.

  • Economía: Durante su campaña, el presidente López Obrador prometió un crecimiento anual del 4% del PIB. Los resultados del 2019 no fueron los esperados: México creció al 0%.

El 2020 no mejorará, al contrario, con el mal manejo en el tema de la pandemia, el país está registrando ya un decrecimiento económico del cual es posible que no se recupere pronto.

  • Finanzas públicas: Una de las frases que más recordamos del Andrés Manuel candidato es que “no puede haber gobierno rico, con pueblo pobre” y precisamente ese es uno de los ejes de la actual administración.

Sin embargo, no ha destinado presupuesto para ello, no ha atendido el tema apremiante en este momento: la salud de los mexicanos; por el contrario, sigue pensando cómo se financiarán los megaproyectos del gobierno como el Tren Maya, Tres Bocas, el aeropuerto de Santa Lucía y la construcción de las sucursales del Banco de Bienestar.

  • Corrupción: La gran bandera del gobierno de Andrés Manuel López Obrador es el combate a la corrupción. Durante doce años, AMLO aseguró que la corrupción y la impunidad eran los principales problemas del país. Sin embargo hoy en día personajes como Manuel Bartlett siguen no solo libres, sin pagar sus grandes actos de corrupción, sino que siguen siendo tomadores de decisiones en nuestro país.
  • Salud: Primero el gran fiasco de su gobierno el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI), el cual sustituye a programas que estaban funcionando y sobre todo que beneficiaban a los menos favorecidos. Hoy, tras la pandemia, nos queda claro que la salud de los mexicanos no es un tema que le importe en lo  más mínimo.

Andrés Manuel López Obrador llegó al poder con un bono democrático muy grande. Más de 30 millones de mexicanos le dieron su confianza, convirtiéndolo en el presidente más votado en la historia del país.

Hoy en día la popularidad del presidente ha caído: en tres encuestas (Consulta Mitofsky, GCE y GEA) se ubica por primera vez con menos de 50% de aprobación. Estas mismas mediciones, hace un año, ponían su aceptación entre 70 y 80%.

El presidente mexicano se ha vuelto un símbolo internacional de lo que no se debe hacer ante la pandemia: en plena contingencia organizó mítines multitudinarios en los que repartió besos y abrazos a sus seguidores, y recomendaba salir a la calle.

Está claro que AMLO es el embajador de las malas noticias para México. Nada bueno ha traído, y seguramente nada bueno traerá.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here