Calbuco seguirá en erupción y surgen pueblos fantasmas

0

ENSENADA, Chile. Los miles de evacuados de las zonas cercanas al volcán Calbuco permanecerán alejados de sus hogares por tiempo indeterminado debido a que el proceso eruptivo se extenderá por semanas o meses, mientras los poblados aledaños comienzan a quedarse abandonados y ocultos bajo las cenizas.

Ensenada, distante a sólo a 15 kilómetros del volcán, quedó cubierta por una gruesa capa de ceniza, y piedrecillas arrojadas por el macizo. El temor que se plantea ahora es que el material volcánico contamine las aguas y provoquen enfermedades respiratorias.

Los animales domésticos quedaron encerrados y caballos y vacunos están sin alimentos porque las cenizas cubrieron los pastos y convirtieron lo que eran extensas praderas en una zona árida.

La policía que hace cumplir la orden de que nadie se acerque a menos de 20 kilómetros del Calbuco, permitió el viernes que pequeños grupos de personas retornen por algunas horas a sus casas en Ensenada para recuperar ropas y otros enseres, pero deben regresar a sus albergues antes del atardecer.

El volcán Calbuco se ubica a 30 kilómetros en línea recta desde Puerto Montt y Puerto Varas, distantes unos 1.000 kilómetros de la capital de Chile.

Luego de dos poderosas explosiones en los dos días anteriores con una fumarola que alcanzó los 18 kilómetros de altura, el volcán volvió a arrojar humo y cenizas el viernes, pero a menor altura, según se observaba desde Ensenada, que se volvió un pueblo fantasma desde que sus 1.500 habitantes debieron huir, la mayoría con lo puesto y dejaron a animales y mascotas abandonados.

El director del Servicio de Minería y Geología chileno, Rodrigo Alvarez, informó el viernes que la situación “puede durar semanas, meses”. Advirtió que, “el edificio volcánico se tiene que volver a adecuar, necesariamente va a hacer que tengamos nuevos eventos… vamos a tener situaciones más agresivas al interior del edificio volcánico”.

Las cerca de 4.500 personas que fueron evacuadas de Ensenada y localidades aledañas no saben cuánto tiempo deberán estar alejadas de sus hogares porque “estamos en una plena crisis del volcán, no ha terminado el proceso eruptivo, está en alerta roja. Es una situación que es compleja”, dijo Alvarez.

La preocupación de los expertos está centrado ahora en posibles lahares, que se producen porque el material caliente arrojado por el volcán derrite la nieve que hay a su alrededor, lo que provoca aluviones que descienden por las laderas a gran velocidad, aumentando los cauces de los ríos y arrasando con puentes y todo lo que se atraviese en su paso.

Ante la probabilidad de una tercera erupción o ante la posibilidad de lahares, una treintena de pobladores de Ensenada que se negó a salir, trabajan para despejar los techos de sus casas, que corren el riesgo de desplomarse por el peso de las cenizas. Otras viviendas resultaron seriamente dañadas por el peso del material volcánico.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here