Colombia, en cuartos de Copa América tras victoria 2-1 sobre Paraguay

0

Otra vez muy temprano, y otra vez en una vía que no es tradicional en el fútbol colombiano, pero que en la era Pékerman se ha explotado bien, en un tiro de esquina, la Selección encontró la ventaja: cobro de James Rodríguez y cabezazo de Carlos Bacca, a los 12 minutos. Así también había nacido el primer gol frente a Estados Unidos, solo que esa vez Cristian Zapata remató con el pie y no con la cabeza.

Con esa ventaja, y con un cambio táctico , Colombia tuvo la pelota mucho más tiempo y lo mejor: fue peligrosa, ofensiva, alegre, vertical. Cuatro minutos después de poner el primer tanto, James pudo haber marcado el segundo, con un remate de zurda que le quemó las manos al portero Justo Villar. Y a los 30, en una jugada de lucha de Carlos Bacca, y en una muestra de inteligencia de Edwin Cardona, que, al ver que no pudo rematar, tocó hacia atrás estando en el piso, James encontró tiempo y espacio para meter un zurdazo cruzado y conseguir el 2-0, en su gol número 16 con la Selección, para convertirse, en solitario, en el quinto goleador de la historia, detrás de Falcao (25), Arnoldo Iguarán (24), Faustino Asprilla (20) y Freddy Rincón (17), todos próceres tricolores. James ya lo es también…

La fuerte estructura que había mostrado Colombia se relajó un poco en el cierre del primer tiempo, y Paraguay tuvo un par de aproximaciones en el cierre de esa etapa, primero con un tiro libre de costado que picó en el área y exigió a Ospina, y luego con un tiro libre frontal de Lezcano.

Ya en el segundo tiempo, Paraguay se la jugó toda y por lo menos trató de agarrar la pelota. A Colombia le comenzó a costar manejar el partido, y Pékerman trató de corregir eso rearmando la pareja de recuperación en la mitad, con la entrada de Guillermo Celis por Pérez. Pero Celis nunca se logró acomodar en el juego, Paraguay se acercó más y más, y David Ospina acumuló centenares de millas de todo lo que tuvo que volar para evitar el descuento paraguayo. Alguna tenía que entrar: ese esfuerzo tuvo premio a los 25 minutos, cuando Víctor Ayala, quien había entrado por Robert Piris, aprovechó el único error de Torres para agarrar un balón mal entregado por el volante del Medellín y sorprender a Ospina con un remate desde fuera del área: 2-1.

Ni siquiera cuando los paraguayos se quedaron con diez, luego de la expulsión de Óscar Romero por una fuerte falta en la mitad de la cancha, Colombia pudo respirar con calma, pero ya con 11 contra 10 el partido se volvió mucho más de ida y vuelta, y así como Paraguay tuvo la opción de conseguir el empate, el equipo de Pékerman también pudo haber conseguido el tercero… La novela de James tuvo un final feliz, muy feliz. Como todas las novelas, tuvo drama, pero al final el protagonista salió aplaudido. Colombia está en segunda ronda de la Copa.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here