Fin del conflicto armando con las Farc

0

El pasado jueves, no hubo dudas ni sombras durante el apretón de manos entre el presidente Juan Manuel Santos y ‘Timochenko’. Ni el jefe de Estado cubano, Raúl Castro, tuvo que ayudar a que el saludo se sellara, como ocurrió el 23 de septiembre del 2015, cuando el mandatario colombiano y el jefe de las Farc anunciaron el acuerdo en justicia.

Esta vez, sin titubeos, de manera espontánea, Santos estrechó la mano de ‘Timochenko’ mientras cada uno sostenía una carpeta con los acuerdos que le pondrán fin a 52 años de guerra con las Farc.

La contundencia del cronograma pactado para el cese bilateral y definitivo del fuego y la dejación de las armas avalaba el entusiasmo del Presidente y de ‘Timochenko’, mientras los invitados aplaudían sonoramente.
La ONU también tendrá la tarea de recibir y fundir las armas de las Farc para convertirlas en tres monumentos a la paz, cuando se cumpla integralmente el desarme de esta guerrilla. Uno quedará en Colombia, otro en Cuba y uno más en Nueva York, sede de Naciones Unidas.

Según lo pactado, la dejación de las armas tendrá que culminar 180 días después de la firma del acuerdo final de paz. El grupo guerrillero las entregará en tres etapas: primero las hechizas y los explosivos, luego las armas largas y pesadas, y por último las personales.

Si la paz, como quedó propuesto, se firma en agosto, en febrero del 2017 las Farc habrán desaparecido totalmente como guerrilla.

“Esta es la paz de todos los colombianos, la que soñamos y esperamos por tantos años”, dijo Santos antes de confirmar que el acuerdo final con la guerrilla de ‘Timochenko’ se firmará en Colombia.

De igual manera, este jueves, la diferencia por el mecanismo de refrendación de los acuerdos de paz quedó resuelta. El Gobierno y las Farc acordaron acoger la decisión de la Corte Constitucional sobre el plebiscito. Si el tribunal lo considera viable, ese será el instrumento.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here