Inicia el primer TLC con una economía asiática

0

Después de casi cuatro años de negociaciones, y de otros tres años de un largo proceso en el que se discutió dos veces en el Congreso, tras su hundimiento en primera instancia, y en el que peligró su aprobación en la Corte Constitucional, finalmente el tratado de libre comercio entre Colombia y Corea del Sur entrará en vigor.

Se trata del primer acuerdo comercial de este tipo firmado con un país asiático (cuarta economía de ese continente y la novena mundial) que posee un alto nivel de desarrollo e ingresos por persona (33.000 dólares al año).

Corea del Sur es potencia en el mercado de vehículos, autopartes, naval, maquinaria y productos tecnológicos; pero es altamente dependiente de la importación de alimentos para sus 50 millones de habitantes que viven en una superficie de 100.200 kilómetros cuadrados, un área que está 700 kilómetros por debajo de la extensión del departamento del Amazonas.

De acuerdo con el Ministerio de Comercio Industria y Turismo de Colombia, en el sector agrícola, prácticamente todos los productos de potencial exportador contarán con beneficios arancelarios.

El 99 por ciento de la oferta agrícola, pecuaria y de alimentos colombiana tendrá acceso al mercado coreano, ya que de la negociación solo se exceptuó el arroz y la naranja.

La demora en la entrada en vigencia del TLC con Corea del Sur estuvo marcada principalmente por la oposición del sector automotor y de autopartes colombiano, aunque también hubo reparos de algunos sectores industriales como el de electrodomésticos de línea blanca (cocina y limpieza del hogar) que consideran que deben enfrentar una fuerte competencia que ofrece precios más bajos, lo que puede afectar su actividad.

Directivos de empresas y organizaciones coreanas dijeron que Colombia, luego de haber firmado acuerdos comerciales con varios países, debe insistir en mejorar su logística, la calidad, la competitividad e investigar el mercado coreano para conocer las tendencias de consumo y las oportunidades que tengan los empresarios en esa economía, distante geográficamente, pero con necesidad de ampliar la oferta para sus cerca de 50 millones de consumidores.

El café, productos metalúrgicos, químicos y cuero serán los primeros beneficiados con los efectos de baja en el arancel, luego, en un mediano plazo, los derivados del café, dulces y flores entrarán con arancel cero a ese país.

 

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here