La Policía de Hong Kong carga otra vez contra los manifestantes democráticos

0

La Policía de Hong Kong ha vuelto a cargar contra los manifestantes pro democracia que se han concentrado este viernes por la tarde (hora local) en el corazón de la ex colonia británica tras el desalojo del campamento de Mong Kok. El gobierno de Hong Kong quiere dialogar con los estudiantes.

Cientos de personas se han acercado a la salida de las clases y del trabajo hacia el concurrido distrito de Mong Kok para intentar recuperar mediante una concentración pacífica el terreno que han perdido de madrugada (hora local) por la sorpresiva intervención de la Policía.

Los agentes han intentado impedir la nueva concentración interceptando a gente a su llegada al corazón financiero del territorio chino, cerrando algunas estaciones de tren y cercando los alrededores.

A pesar de ello, cientos de personas han conseguido romper las líneas policiales. Los agentes han intentado dispersarlas con gas pimiento, pero los manifestantes se han protegido con paraguas. Los uniformados han respondido con porras.

Efecto llamada

Los hongkoneses han respondido al desalojo del campamento que cientos de manifestantes habían conseguido levantar en Mong Kok con su afluencia masiva a esta popular zona de la ciudad, en contra de lo que las autoridades chinas pretendían.

Un contingente de 800 policías ha sorprendido poco antes del amanecer (hora local) a los manifestantes que dormían en Mong Kok. Incluso ha acudido con grúas para levantar las tiendas de campaña en las que descansaban.

“El despreciable desalojo del Gobierno de Hong Kong ha provocado otra ola de protestas ciudadanas”, ha dicho el activista Wong Yeung Tat en declaraciones a una radio local, advirtiendo así del efecto llamada.

Aunque en las últimas semanas el número de manifestantes concentrados había disminuido, los acontecimientos de estos días han resucitado las protestas democráticas contra el régimen chino y sus delegados hongkoneses.

Al desalojo de Mong Kok precedió la paliza que un grupo de siete policías dio Ken Tsang Kin Chiu, del Partido Cívico, lo que provocó una ola de críticas que ha obligado al Gobierno hongkonés a destituir a los agentes y abrir una investigación interna.

Revolución de los paraguas

Desde hace meses los hongkoneses, sobre todo estudiantes e intelectuales, se manifiestan para exigir la retirada del filtro del Partido Comunista a los candidatos a gobernador de la ex colonia británica de cara a los comicios de 2017.

A pesar de que el régimen chino ha intentado restar importancia a las protestas democráticas en Hong Kong, que son vistas con lejanía desde el territorio continental, su duración y el foco internacional han obligado a Pekín a reaccionar.

En un primer paso, el gobernador de Hong Kong, Leung Chun Ying, ha accedido este jueves a reunirse con los manifestantes la próxima semana para iniciar un diálogo que no parece que vaya a prosperar sin concesiones gubernamentales debido a la determinación de los hongkoneses.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here